Portada
Enfermedad
Diagnóstico
Tratamiento
Recuperación
Familia
Sociedad
Boletin
Artículos
Seminarios
Estadisticas
Proyectos
Directorio
Ayuda
rehab_banner

Abstinencia Completa

La abstinencia completa es un importante paso para lograr la recuperación a largo plazo. Abstinencia completa se refiere al completo cese del uso de manera sostenida.

El concepto o la definición de abstinencia puede variar de acuerdo al tipo de adicción. Por ejemplo en la adicción química la abstinencia completa se refiere al no uso de sustancias psicotrópicas. En el caso de la adicción a la comida la abstinencia se define como el cese del consumo de cierto tipo de alimentos tales como azúcares refinados. Cada adicción lleva su propia definición de abstinencia.

Durante la adicción activa la obsesión por el uso, hace difícil para el adicto, concebir la abstinencia completa como una opción. De esa manera se produce el fenómeno de sustitución, durante el cual, el adicto cambia de sustancias pero continúa usando.

Otras veces en sus intentos obsesivos por controlar su adicción, el adicto disminuye la cantidad y/o la frecuencia del uso, pero vuelve al patrón compulsivo, con lo que el uso se hace contínuo. La abstinencia es lo opuesto al uso y a la sustitución.

En todas las adicciones se presenta un síndrome de abstinencia cuando se detiene el uso. La naturaleza y la severidad de este síndrome depende del tipo de droga, la gravedad de la adicción, y la personalidad del adicto. Este síndrome tiene que ver con el desbalance bioquímico producido por la adicción en el cerebro y es pasajero, pues al cabo de un período variable, pero que en general es corto, se alivia, dando paso a un estado de anhedonia o desgano motivacional, por la depleción de los neurotransmisores del cerebro.

A veces es necesario la detoxificación asistida clínicamente para poder lograr la abstinencia inicialmente. Luego de pasado este período, el mantener la abstinencia depende del grado de conciencia y motivación de la persona en recuperación, y de lo efectivo de su plan de cambios.

La abstinencia brinda al adicto la libertad del uso y de la compulsión. De esta manera es más fácil manejar los deseos de consumo y el pensamiento obsesivo. Al tener un deseo y abstenerse, se produce una mayor habilidad progresiva para manejar las situaciones de riesgo.

Es justo decir que, a pesar de la importancia de la abstinencia para la recuperación, una recuperación no puede basarse solo en la abstinencia, sino que además debe ser acompañada de cambios en el estilo de vida, que aseguren una mejoria de la calidad de vida.
 

Dr.Saúl Alvarado
Médico Adiccionista

rehab_banner_horizontal3