Portada
Enfermedad
Diagnóstico
Tratamiento
Recuperación
Familia
Sociedad
Boletin
Artículos
Seminarios
Estadisticas
Proyectos
Directorio
Ayuda
rehab_banner

Cultura Disfuncional

La adicción es una enfemedad bio-psico-social y los factores sociales son de suma importancia en el desarrollo y manifestación de esta enfermedad. Nuestra cultura contienen elementos muy positivos y cada día podemos ver ejemplos de esto, a traves de situaciones y personas especiales que hacen de este mundo un mejor lugar para vivir. Sin embargo esta misma cultura contiene aspectos sumamente tóxicos que definitivamente son factores predisponentes para el desarrollo de las adicciones. A continuación detallamos algunos de esos aspectos que nos parecen relevantes:

Cultura de la Imagen
Una .de las obsesiones mas profundamente arraigadas en nuestra sociedad es el culto y veneración por la imagen. Esta fascinanción por la fachada es algo que anima una distorsión de la realidad donde las apariencias son más importantes que el contenido. Esta delusión está presentes en todas las facetas de nuestra cultura. El adicto en su carrera de negación y obsesión por el control, se cubre de máscaras para poder mantener una apariencia de "normalidad" que sostiene el autoengaño y por lo tano la adicción. Teniendo en cuenta que la mayoría de los adictos estan en fases no avanzadas de la enfermedad, entendemos porque es tan imrportante entender los criterios para el diagnostico de esta enfermedad y no guiarse por las apariencias para detectar la severidad del problema adictivo. Otro aspectos de esta valoración distorsionada de la imagen es que desanima el crecimiento interior y dificulta el desarrollo de relaciones intimas sanas y plenas, factores que además son predisponentes a la adicción.

Cultura del Consumismo
 La carrera por el consumo es el producto de años de enternamiento y condicionamiento publicitario dentro de una sociedad de consumo, donde cada día se inventan nuevas "necesidades" tecnológicas y se confunden las prioridades en cuanto a como y donde invertir los recursos. En el fondo este aspecto de nuestra cultura es uno de los temas centrales en el desarrollo de las adicciones. Usar una sustancia, persona o conducta para llenar el vació interior es justamente la ilusión que se anima cuando se postula el consumo como una "necesidad" fabricada. El consumismo como doctrina social que sirve para la construcción de una falsa espiritualidad cuyo destino es la muerte interior del ser humano que termina escalvo de su propios deseos y adicciones.

Cultura de Soluciones Rápidas
Además del consumismo como doctrina, esta el postulado social de que en nuestro avance tecnológico, estamos construyendo una sociedad donde "todo es posible" si cuentas con elk dinero para comprarlo, y donde la gratificación inmediata es un principio de acción diario. Esta es la cultura del internet, del alka-seltzer, del rápido alivio, de los auto-servicios, de los cajeros automáticos, del control remoto y del "plug & play". La búsqueda de soluciones rápidas se ha convertido más en un estilo de vida, que produce expectativas irrazonables y termina trayendo más dolor e impotencia a las personas que sucumben a la ilusión de poder que propone nuestra cultura tecnológica y cibernética. No es malo disfrutar de las ventajas de los avances tecnológicos pero la capacidad para postergar la necesidad de gratificación y la conciencia de los propios límites son habilidades necesarias para una vida sana y balanceada, así como factores protectores que pervienen la aparición de adicciones.

Negación Social
Nuestra cultura pérmanece aún en la más profunda negación con respecto a la realidad de las adicciones en nuestra sociedad. Es verdad que han habido muchos avances en las investigaciones y que hay mas comprensión ahora que hace diez años, pero aun persiste una resistencia social a aceptar competamente la magnitud del problema. A diferencia de otras enfermedades con el SIDA que se manifesto por primera vez en 1987 como producido por un virus, luego de la estigmatización inicial que causo confusión, hoy día nadie pone en duda el hecho de que el SIDA es una enfermedad que cualquier persona en riesgo podria contraer independientemente de su moralidad. La negación toma varias formas, manifestandose a veces como la dificultad para aceptar la adiccion como una enfermedad primaria, la creación y mantenimientos de estigmas y mitos falsos con respecto a la naturaleza del proceso adictivo. La importancia de esta negación es que dificulta el diagnóstico, las intervenciones y el tratamiento y recuperación de las adicciones en las personas y familias afectadas.

Los factores sociales representan una fuerte presión tanto como para la aparición como para la prevención de las adicciones en nuestra sociedad.

 

Dr.Saúl Alvarado
Médico Adiccionista

rehab_banner_horizontal3